ANALISTA POLÍTICO

ESPACIO DE ANÁLISIS DEL ESCENARIO POLÍTICO ACTUAL, DESDE LA ÓPTICA LIBERAL DE LA ECONOMIA, Y, LA APUESTA POR UNA ADMINISTRACIÓN PUBLICA REDUCIDA

LA CRISIS ECONOMICA A LA ESPAÑOLA

007 | 08 Diciembre, 2012 11:31

En los últimos tiempos estamos asistiendo al proceso de concesión del "premio" de la loteria por lo que respecta a ver quien adivina la fecha de la salida de la crisis económica en España. Pero puede resultar algo presuntuoso dedicarse a dar fechas, sin que se hayan tomado todas las medidas para que el fin de la crisis pueda producirse. El principal indicador de que no vamos a mejor, sino todo lo contrario, es el del nivel de la deuda de las administraciones públicas, que no para de crecer, y, ello viene motivado por la adopción de medidas, que en su conjunto, resultan insuficientes para parar esta sangría. La política macroeconómica es similar, salvo cuestiones, a la economía doméstica, en virtud de la que si una persona mantiene un nivel de gasto superior a sus ingresos, tiene que recurrir al endeudamiento, por lo que una parte, cada vez más, sustancial de los citados ingresos van al pago de la deuda ( recuerden la modificación constitucional con tal fin, que, dicho sea de paso, me parece bien y oportuna ) y así en bucle vicioso hasta los actuales niveles de apalancamiento financiero, que nos está ahogando. Es por ello, por lo que, lo primero de todo, es atajar la deuda de las administraciones públicas, y ello sólo será posible, nos guste o no, con la supresión de servicios que éstas prestan, dado que la realidad nos demuestra que el presupuesto público no lo puede todo y, sobre todo, que en él no cabe todo. A escala mundana, es como si una persona tiene una tarjeta visa con el fondo de crédito ya agotado, y, en lugar de dejar de gastar para ir amortizando deuda, se dedica a ir al banco a que le amplien el crédito. Resultado: quiebra. Así pués, nos tenemos que ir acostumbrando a que la administración tendrá que ir reordenando y suprimiendo los servicios públicos, que muchos son superfluos, y, a mayor abundamiento, los presupuestos dedicados a sanidad y educación tendrán que rebajarse para que podamos embridar un gasto que no podemos mantener. Todo ello significa lo que significa, y la fórmula a aplicar se basa en reducir gasto corriente ( personal) y reducir inversión, obteniendo como resultado una disminución de servicios que prestará la administración. En este último año hemos asistido a una desaforada e inusitada movilización social, orquestada y dirigida por personas y otros, con tendencias políticas de izquierdas, todo sea dicho, que no quieren aceptar la realidad y están actuando, irresponsablemente, como niños pequeños que no disponen de capacidad de análisis, aludiendo a tópicos que, además de ser falsos, son incongruentes con las medidas que ellos mismos aplican en su economía familiar o emrpesarial.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb